Seguridad y comodidad: El jacket

El mundo evoluciona y no íbamos a ser menos en el mundo del buceo, todas las nuevas tecnologías nos ayudan de una manera u otra de hacernos más fácil el día a día y por su puesto nos ayuda a mejorar nuestra experiencia de buceo.

En esta ocasión, vamos a hablar de los jackets o BCD (Buoyancy Control Device) que podemos encontrar en el mercado y así ver cuál de los modelos existentes nos viene mejor para nuestra modalidad de buceo deportivo o buceo técnico.

Como ya sabéis, el jacket nos ayuda a regular nuestra flotabilidad para así conseguir mejores resultados a la hora de bucear, esto lo conseguimos gracias a su diseño, incluye unas bolsas de aire internas que mediante la válvula que tenemos en nuestra tráquea, añadiremos o quitaremos aire para así tener flotabilidad deseada. Aparte este es indispensable para poder sumergirnos de forma cómoda y segura al poder colocar nuestra fuente de aire, la botella.

Existen diferentes tipos de jacket como comentábamos al principio, esto dependerá del tipo de buceo que realicemos.

Normalmente en uso recreativo o amateur, se usa principalmente el jacket de siempre, con bolsillos incluidos en la gran mayoría de modelos, con diferentes opciones tanto de argollas para poder llevar todos nuestros accesorios de seguridad, pero limitando el uso de solamente una botella debido a la forma de este.

Aparte del chaleco convencional encontramos hoy en día varias opciones para los buceadores recreativos que buscan un toque más técnico en sus inmersiones.

El chaleco denominado de Alas se está poniendo muy de moda incluso en el buceo recreativo, por ejemplo, este tipo de Alas también se usan para fotografía submarina ya que el trimado que tenemos es más cómodo a la hora de fotografiar puesto que la disposición de las cámaras de aire nos ayuda a estar en una posición más lógica para esto.

Estos chalecos se usan principalmente para buceo técnico y se componen de un ''donut '' ósea la vejiga que tiene forma circular o de herradura, un arnés continuo o con clips y como opción unas placas de metal o aluminio que sirven para reducir la cantidad de plomo que llevamos en el cinturón. Como principal ventaja es la simplicidad de este chaleco y la libertad que uno siente al no tener nada en los costados ni en la parte delantera. Como desventaja no tienen bolsillos ni lastre integrado por lo que es necesario llevarlo todo con mosquetones o comprar unos bolsillos aparte de pierna o ajustables a nuestro arnés.

El chaleco semi-alas es una de las opciones que está teniendo más éxito en el mercado recreativo, como principal diferencia al convencional destaca su libertad de movimiento en la parte delantera al tener la vejiga exclusivamente en la espalda del buceador y deja libre los costados y la delantera. Además la gran mayoría cuenta con lastre integrado y bolsillos. Por lo que es una mezcla para los que quieren algo un poco más técnico pero sin pasarse y sin que nos complique mucho nuestra actividad preferida.

Por su puesto, esto dependerá de muchos factores, pero sobre todo por gustos y presupuesto, pero obviamente si tenemos pensado en ir evolucionando, debemos tener en cuenta estos “tips”, para saber qué equipo será el más aconsejable y fiable para realizar el buceo de forma cómoda y segura.

Espero que os hayamos ayudado a conocer un poco más el material disponible y tengáis más claro que es lo que vais a necesitar.

Como siempre, estaremos encantados de asesoraros en este tipo de material u otros para que siempre tengáis un grato recuerdo de cada vez que salgamos de nuestro gran azul.

Blogmaster, canal oficial de noticias Casco Antiguo.