¿Cuándo revisar el regulador de tu equipo de buceo?

Bucear con tu propio equipo de buceo proporciona un mayor conocimiento del mismo, comodidad por su ajuste personalizado y seguridad al llevar un control del uso y el mantenimiento.


El regulador, posiblemente sea la parte más importante de todo el material, siendo la pieza clave que nos permite respirar, una vez conectado a la botella. Por tanto, es importante saber la frecuencia con la que debemos revisar esta importante parte del equipo.


Después de cada inmersión, se precisa endulzar la primera etapa, evitando que entre agua en la conexión y en la segunda etapa para evitar la corrosión por la sal y sedimentos. En este caso, sería un cuidado externo, pero la parte interna ha de ser revisada en un servicio técnico oficial.  


Cada una de las marca de buceo que fabrican reguladores, tales como TDS, Scubapro, Mares, Aqualung, Cressi, Poseidon y Apeks imparten los cursos y la certificación que habilita a un técnico a revisar los reguladores. Por ello, es importante realizar la revisión en un taller de buceo de confianza, autorizado por las marcas y con técnicos certificados.
Debemos llevar el regulador a un servicio técnico oficial anualmente o cada 60 inmersiones. Llevar a cabo este proceso alargara la vida de tu regulador y te permitirá bucear de manera más segura. Siempre es recomendable previo inicio , finalizar la temporada o antes de un viaje de buceo llevar  los equipos a revisión y disfrutar al máximo cada inmersión.

Blogmaster, canal oficial de noticias Casco Antiguo.