Buceo Nocturno - Una manera única de ver el fondo marino

Night Dive

Bucear por la noche es una de las mejores experiencias que puede disfrutar un buceador. Al contrario de lo que pueda parecer, se trata de inmersiones que ofrecen un extra de relajación, pues la mayoría de la fauna descansa oculta en cavidades. Aunque también hay mucha otra que se activa, como por ejemplo los peces León, tiburones punta blanca y pulpos que tienen hábitos de caza nocturnos.

En Casco Antiguo queremos darte algunos consejos para disfrutar de las inmersiones nocturnas

  1. Es recomendable, en la medida de lo posible, realizar la misma inmersión de día. De esta manera conoceremos mejor el terreno y podremos apreciar las diferencias.
  2. Llegar al punto de inmersión en el ocaso. Así podremos equiparnos mejor, acostumbrar la vista a la falta de luz y saltar al agua justo en el momento del anochecer.
  3. Recuerda que las señales cambian por la noche. Bien puedes indicar Ok iluminando la mano con el foco o haciendo círculos de luz. Si hay algún inconveniente, mover la luz rápidamente es la forma de enviar una señal de atención. Y, aunque parezca evidente recuerda: nunca enfoques directamente la luz a la cara de un compañero/a, pues fácilmente podrás deslumbrarle. 
  4. Realizar un curso de buceo nocturno servirá para poner en práctica estos conocimientos y tener una certificación adecuada.

Material recomendado para inmersiones nocturnas

  1. Se necesita un foco principal como el TDS Kave, un foco que ofrece una luz perfecta para este tipo de inmersiones. Además, es conveniente llevar un segundo foco de seguridad como el TDS Altair. Es importante recordar que hay que llevarlos siempre cargados para evitar sorpresas.
  2. Una luz flash,  para colocar junto a la grifería de la botella. No servirá para ver, pero si para ser vistos.
  3. Una luz estroboscópica, para colocar colgada del barco o en algún punto estratégico, que nos ayude a ubicarnos.
  4. Por supuesto una brújula, esencial para marcar el rumbo y tener mayor control de la inmersión.

Inmersiones nocturnas recomendables

  1. Inmersiones con tiburón ballena o mantas rayas: la luz del foco atraerá al plancton y, estos gigantes del océano, pararan cerca de ti para alimentarse. Es una experiencia llena de adrenalina que se pude hacer en algunos lugares del mundo, como en Maldivas.
  2. Bucear en pecios: ya de por sí es una experiencia única pero, por la noche, se llenan de especies únicas y se puede apreciar mejor la estructura  interna de los barcos.
  3. Inmersiones con “luz roja” como la del foco de video Subacqua Akkin 3500: podrás acercarte a gambas y otras especies de fauna nocturna sin asustarles.
  4. Black Water Dive, posiblemente una de las inmersiones más extremas: consiste en sumergirse en mitad del mar por la noche, colgado de un cabo desde el barco, y esperar a ver pasar a criaturas pelágicas que con la luz del foco muestran sus colores y formas únicas. Toda una delicia para los fotógrafos submarinos.

En resumen, una vez hayas buceado por la noche querrás repetir.

Durante los viajes de buceo es una excelente manera de terminar el día o empezar la noche. Cuando estés buceando puedes apagar el foco un momento y, si es luna llena, podrás divisar el fondo. 

Y una última recomendación: al salir a superficie tras la inmersión apaga la luz y relájate viendo el cielo estrellado. Es una sensación que recordarás toda la vida.

Categorías Experiencias

Blogmaster, canal oficial de noticias Casco Antiguo.